Nikolai según Leif

Grandioso, grandilocuente, hiperbólico, excedentario. Todo: el compositor, la composición, el director...
309 sinfonías compuestas lleva mi rey. Menudo vikingo.
Absolutamente conmovedor el cierre de la actuación,  a partir del minuto 51. Las caras de los músicos reconocidos por su director lo dicen todo, empezando por el concertino. Pocas veces he visto tantas sonrisas, tantas expresiones bellas en los músicos de una orquesta al terminar un concierto.

revertir, descatalogar, desafectar y permutar

La soluciones, en realidad, llevan años sobre la mesa. Por un lado, está la opción de revertir. Algo complicado. Luego está la de la desafección, que consiste en descatalogar, algo ahora fuera de lugar. Y por último, se encuentra la opción de la permuta, que va unida a la desafección y consiste en canjear por otro equivalente. En casi 100 años, nadie se ha atrevido a tomar una decisión.

Todo es magnífico, superlativo e inspirador en la noticia y el artículo escrito por Berta, que empieza abajo.
La zona me la he recorrido en bicicleta y andando. Con nieve y sin ella. Y en mi ignorancia de datos, pero no de funcionamiento del ser humano, algo así pensé. Está claro si entiendes qué es Cercedilla, los sanatorios y el ferrocarril. Y las clases pudientes madrileñas, claro.

Casi 100 años después, el alcalde de Cercedilla se encontrará con un problema: estará en su mano expropiar 100 chalés, algunos de ellos pertenecientes a gente de alcurnia económica. Y esos casi 100 años están a punto de cumplirse. No tendrá que firmar un decreto polémico, simplemente esperar que la ley se cumpla y que 85,5 hectáreas de monte, que se cedieron en 1920 por una concesión, reviertan al municipio cumplida la fecha, con los chalés que se edificaron en su interior en este tiempo.  Luis Miguel Peña, de Izquierda Unida, prefiere no hablar de expropiar. O no quiere hacerlo. De momento, esperará a que pasen las elecciones municipales.
En Cercedilla y en el puerto de Navacerrada hay una patata caliente que lleva casi 100 años sin enfriarse. Suelo público ocupado. Sanatorios de altura para curar la tuberculosis que nunca llegaron a construirse. Casas majestuosas que sí emergieron en el lugar. Y un monte sin voz pero con voto. El que le otorga la ley. El 16 de abril de 2019 se cumplen los 99 años máximos estipulados de una concesión que el Estado hizo de tres montes de utilidad pública pertenecientes a ambos municipios. Eso quiere decir que, dentro de cinco meses, ese terreno, con todas sus infraestructuras, vuelve a pertenecer al monte y por tanto, debe “revertir” en él, según especifica la legislación. La Comunidad de Madrid, que ahora actúa como gestora, ha confirmado que esa concesión no es prorrogable. El Ayuntamiento de Cercedilla, que nunca dejó de ser el propietario, debe asumir como propio, muy a su pesar, ese monte de utilidad pública. Igual que el de Navacerrada. Y, entre medias, se encuentran los intereses privados de los dueños de unos 100 chalés en una zona y de unos 300 apartamentos en otra que quieren seguir siéndolo tras mucho tiempo y dinero invertido. Muchas presiones, décadas de mirar hacia otro lado y, por fin, una pregunta obligada: ¿Serán capaces las administraciones de enfriar la patata y tomar una decisión?

El resto está aquí, con el párrafo perlado, casi diría estrofa, al final.

las tabernas literarias de la isla

Otoño

La llovizna susurra con ritmo intermitente;
todo es brumoso, opaco, desvaído, irreal.
En los rincones húmedos de la calle silente
se posan los jirones de la niebla otoñal.

Yerguen su pesadumbre, ceremoniosamente,
el ancestral palacio y el convento ancestral.
La ciudad es serena y es altiva. Se siente
un profundo desprecio por todo lo banal.

Este otoño nostálgico destila su veneno
fugaz y melancólico en la entreabierta herida:
está de misticismo y de renuncia lleno.

Y al compás de la lluvia por el viento esparcida
la madeja de un verso, que es plegaria y es treno,
se va hilando en la rueca de la tarde dormida.

Luis Álvarez Cruz.

treno1

Del lat. tardío threnus, y este del gr. θρῆνος thrênos.
1. m. Canto fúnebre o lamentación por alguna calamidad o desgracia.
2. m. por antonom. Cada una de las lamentaciones del profeta Jeremías.

otro Fígaro

Si yo supiera que ustedes son de mi parecer les diría: háganse un favor, quédense en casa un día, preferentemente con meteoros desapacibles fuera de ella, y vean esta joya. Disfruten de la finura, de la elegancia, de la complicidad, del talento, del humor, de la belleza, de la justicia poética y no poética. Reconcíliense con la vida, si no lo estaban ya.
Pero no sé si son de mi parecer.



Como curiosidad, les diré que han trascurrido unos 35 años hasta que he conseguido dar con ella. Sólo recordaba una escena y una sensación. Y no me equivocaba.

noria de cangilón



Adoración a nuestra lengua. Aquí y  aquí hay más sobre el cangilón y el arcaduz. Bello.
cangilón

Quizá del lat. congius 'congio'.
1. m. Recipiente grande de barro o metalprincipalmente en forma de cántaroque sirve para transportarcontener o medir líquidos.
2. m. Vasija de barro o metal que sirve para sacar agua de los pozos y ríosatada con otras una maroma doble que descansa sobre la rueda de la noria.
3. m. Cada uno de los recipientes de hierro que forman parte de ciertas dragas y extraen del fondo de los puertosríosetc., el fangopiedras y arena que los obstruyen.
4. m. Cada uno de los pliegues hechos con molde y forma de cañón en los cuellos apanalados o escarolados.
5. m. C. Rica y Ven. Porción de terreno firme en que alternan zanjas o baches que se forman por el correr de las aguas de lluvia y el paso frecuente de las bestias.
6. m. Cuba. Desigualdad en la superficie del terreno.


arcaduz

De alcaduz.
1. m. Caño por donde se conduce el agua.
2. m. Cada uno de los caños de que se compone una cañería.
3. m. cangilón (‖ vasija de noria).
4. m. coloq. desus. Víamedio por donde se alcanza algo.

kiss me, stupid







No acompaño la película con el tema de Cole por casualidad. Todo vuelve a ser una bestialidad en la obra de Billy W., esta vez sumándole la música. Qué salvajes. Triste de la hostia la peli.
Felicia y Jack se quedaron juntos de por vida hasta que Jack se fue con su amigo Walter. Y Cliff daba clases de interpretación. Del Love for sale ni hablamos, que tuvieron que buscar quien lo cantara.
Claro. Claro que sí. Pa salir volando.

When the only sound on the empty street
Is the heavy tread of the heavy feet
That belong to a lonesome cop
I open shop
When the moon so long has been gazing down
On the wayward ways of this wayward town
That her smile becomes a smirk
I go to work

Love for sale
Appetizing, young love for sale.
Love that's fresh and still unspoiled. 
Love that's only slightly soiled.
Love for sale.
Who will buy?
Who will like to sample my supply?
Who's prepared to pay the price 
For a trip to paradise?
Love for sale.
Let the poets pipe of love 
In their childish way.
I know every type of love 
Better far than they.
If you want the thrill of love 
I've been through the mill of love.
Old love. New love. 
Every love, but true love.

Love for sale.
Appetizing young love for sale.
If you want to buy my wares, 
Follow me and climb the stairs.
Love for sale.

Love for sale


la quinta con trineo

Retromanía con Chet


No me gusta el abordaje del tipo que nos lleva durante más de una hora por la música y vida de Chet. Simplón, barato y morboso. Por lo demás, el programa sirve para deleitarse con uno de los músicos más finos que haya escuchado servidor. Una delicia.

yernos reales



Cuando salió aquel disco de Albert, cuando lo descubrimos, creo que nadie, o prácticamente, podía haber aventurado que él habría sido el mejor yerno. Qué visionario el jodío.

Sergio dixit

Aquí el juego tiene unos parámetros de talento y atleticismo muy superiores a los europeos. Todas las semanas se juega al menos cada dos días y todo es mucho más rápido que en Europa. Desde dentro se aprecia un nivel de desgaste físico brutal. Desde allí se cree que estamos más cerca de ellos y desde Estados Unidos se ve que estamos más lejos, pero era algo que tenía claro.

Magníficos análisis los de Sergio, plagados de sensatez y agudeza. El resto está aquí.