Papá Noel duerme en casa

A veces me he cruzado con la mirada de Samanta. Es inteligente y desafiante al tiempo que posee debajo una fragilidad implícita. Creo que hace menos de un mes fue la última. En la mirada de las Samantas del mundo hay una inquietante sensación de espejo y muerte. Sí, hace menos de un mes. Volvía de escalar.

La navidad en que Papá Noel pasó la noche en casa fue la última vez que estuvimos todos juntos, después de esa noche papá y mamá terminaron de pelearse, aunque no creo que Papá Noel haya tenido nada que ver con eso. Papá había vendido su auto unos meses atrás porque había perdido el trabajo, y aunque mamá no estuvo de acuerdo, él dijo que un buen árbol de navidad era importante esa vez, y compró uno de todas formas. Venía en una caja de cartón, larga y plana, y traía una hoja que explicaba cómo encajar las tres partes y abrir las ramas de forma que se viera natural. Armado era más alto que papá, era inmenso, y yo creo que por eso ese año Papá Noel durmió en nuestra casa. Yo había pedido de regalo un coche a control remoto. Cualquiera me venía bien, no quería uno en particular, pero todos los chicos tenían uno en esa época y cuando jugábamos en el patio los autos a control remoto se dedicaban a estrellarse contra los autos comunes, como el mío. Así que había escrito mi carta y papá me había llevado hasta el correo para enviarla. Y le dijo al tipo de la ventanilla:
–Se la enviamos a Papá Noel –y le pasó el sobre.
El tipo de la ventanilla ni saludó, porque había mucha gente y se ve que ya estaba cansado de tanto trabajo, la época navideña debe ser la peor para ellos. Tomó la carta, la miró y dijo:
–Falta el código postal.

Samanta Schweblin

El resto está aquí. Quién fuera el batiscafo.


impertinencia

Se presentó la muerte a nuestro lado y lo hizo de manera zafia, grosera en las formas, ni sádica siquiera. Se presentó y nos dejó con un mohín de asco, de náusea y desprecio.
Me levanté con una palabra rondándome, que ya lo hacía desde hace días:

impertinente
Del lat. tardío impertĭnens, -entis, de im- 'in-2' y pertĭnens, -entis 'pertinente'.
3. m. pl. Anteojos con manija, usados por las señoras.






Hoy viene a mi la damisela soledad 
con pamela, impertinentes y botón 
de amapola en el oleaje de sus vuelos. 
Hoy la voluble señorita es amistad 
y acaricia finalmente el corazón 
con su más delgado pétalo de hielo. 

Por eso hoy 
gentilmente te convido a pasear 
por el patio, hasta el florido pabellón 
de aquel árbol que plantaron los abuelos. 
Hoy el ensueño es como el musgo en el brocal 
dibujando los abismos de un amor 
melancólico, sutil, pálido cielo. 

Viene a mí, avanza, 
viene tan despacio, 
viene en una danza 
leve en el espacio. 

Cedo, me hago lacio 
y ya vuelo, ave. 
Se mece la nave, 
lenta como el tul, 
en la brisa suave 
niña del azul. 

Oh melancolía, novia silenciosa, 
íntima pareja del ayer. 
Oh melancolía, amante dichosa, 
siempre me arrebata tu placer. 
Oh melancolía, señora del tiempo, 
beso que retorna como el mar. 
Oh melancolía, rosa del aliento, 
dime quién me puede amar.




Amada, supón que me voy lejos
tan lejos que olvidaré mi nombre.
Amada, quizás soy otro hombre
más alto y menos viejo
que espera por sí mismo,
allá lejos, allá, trepando
el dulce abismo.

Amada, supón que no hay remedio,
—remedio es todo lo que intento—.
Amada, toma este pensamiento,
colócalo en el centro
de todo el egoísmo
y ve que no hay ausencia para
el dulce abismo.

Amada, supón que en el olvido
la noche me deja prisionero.
Amada, habrá un lucero nuevo
que no estará vencido
de luz y de optimismo.
Y habrá un sinfín latente bajo
el dulce abismo.

Amada, la claridad me cerca.
Yo parto, tu guardarás el huerto.
Amada, regresaré despierto
otra mañana terca
de música y lirismo.
Regresaré del sol que alumbra
el dulce abismo.

muy de mi agrado

Si en la anterior entrada hablaba de colaboradores, he aquí otra muestra, más aun si cabe por el hecho de haberlo citado hace unos días. Tremendísimo Jordi:

¿Ha existido en España algún fenómeno musical que se pueda definir como de clase obrera?
Principalmente el rock radical vasco y la rumba catalana. Hay cosas de El Pescaílla y de Lola Flores de una visceralidad que no se encuentra en el rock español. En la Barcelona contracultural también encontramos una figura tan importante como la del Gato Pérez, un músico argentino que encuentra en la rumba su lenguaje.
¿Y actualmente?
Quizás el trap. Es una escena en la que no he entrado mucho, pero me parece un discurso de degradación del hip-hop o del gangsta rap formulado desde la estética de lo yonqui, por el factor no productivo de la sociedad y que genera una exaltación del materialismo desde una posición marginal. También observo una dimensión política, entre lo anárquico y lo desencantado, en Albert Pla o en El Niño de Elche
El resto, entero está aquí.

bye bye Shangri-La

Esta casi se me pasa. Menos mal que tengo una lista de colaboradores impagable.
Shangri-La: menuda mitología tenemos para darnos de hostias con la realidad con tal de huir de ella.

C8H9NO2

El Departamento de Medicina Interna de la Universidad de Estrasburgo estaba centrado en la investigación de las lombrices intestinales y en posibles remedios. El Profesor Adolf Kussmaul pidió a sus dos asistentes (Arnold Cahn y Paul Hepp) que trataran a los pacientes con naftaleno. Los resultados no son satisfactorios, pero Paul Hepp prosigue con los estudios al observar en un paciente una bajada importante de la fiebre que padecía. Pero esto no tenía mucho sentido, ¿por qué a otros pacientes que, en el pasado, fueron tratados con naftaleno no les sucedió lo mismo?, ¿por qué a este paciente le baja la fiebre? ¿por qué estos pacientes presentan paracetamol en orina?
Tras una serie de pesquisas, Paul Hepp descubre que, en realidad, la farmacia que les había provisto de los compuestos había cometido un error y, en lugar de entregarles naftaleno, les había servido acetanilida. Gracias a este fallo, se descubrió el efecto antipirético de la acetanilida.
O bien:
Cuando la quina empezó a escasear en los años 1880, la gente empezó a buscar alternativas. Dos agentes antipiréticos alternativos fueron desarrollados en los años 1880: la acetanilida en 1886 y la fenacetina en 1887. En ese momento, el paracetamol ya había sido sintetizado por Harmon Morse de Northrop mediante la reducción del p-nitrofenol en ácido acético glacial. Este hecho se produjo en 1873, y el paracetamol no se usó con fines médicos durante dos décadas. En 1893, el paracetamol fue encontrado en la orina de personas que habían ingerido fenacetina y fue aislado como un compuesto blanco y cristalino de sabor amargo. En 1899, el paracetamol fue identificado como un metabolito de la acetanilida. Dicho descubrimiento fue ampliamente ignorado en aquel momento.
Para más aquí o aquí.

ei/i


malquerencia
De mala2 y querencia.
1. f. Mala voluntad contra alguien o contra algo.

Este año se me olvidó quemar, saltar, desear. Te descuidas y te pone los grilletes la cotidianidad. Pasó San Juan. Ya hace calor.

cotidianeidad

1. f. cotidianidad.

formal o tácitamente

desafectar
Del fr. désaffecter.
1. tr. Der. Declarar formal o tácitamente que un bien de dominio
público queda desvinculado de uso o servicio público.

Uno no puede sino preguntarse como se declara tácitamente.

la imaginación creadora

(...) Hoy, la imaginación no es solo una cuestión estética: se ha convertido en una cuestión vital. Los pilares imaginativos de la tierra se desmoronan. Pese a los sueños del 68, la imaginación nunca llegó al poder, y la contracultura quedó absorbida y banalizada por los gigantes del comercio internacional. Hoy la imaginación juega un papel ambiguo en la vanguardia del conocimiento. Einstein poseía una genuina imaginación y, en su época, los físicos la reverenciaron. De esa devoción surgió la física cuántica y sus “experimentos con fantasmas”. Pero la biología, más materialista que la física, ha seguido siendo escasamente imaginativa: y lo mismo puede decirse de las neurociencias. Ambas comparten el viejo prejuicio platónico según el cual la imaginación pertenece al mundo de las opiniones, un mundo inferior al de las ideas.
Joseph Campbell propuso un remedio contra esa decadencia. La imaginación tiene sus caminos trillados. Hay imágenes que se proyectan en nosotros, ya sea consciente o inconscientemente, que actúan como liberadoras de energía psíquica y como rectoras de nuestras vidas. Otras nos encadenan. Todas ellas provienen de un único fondo de motivos, sacralizados e interpretados de formas muy diversas a lo largo de la historia. Camp­bell narró esa crónica y encontró en todas las culturas los mismos motivos: el diluvio universal, el nacimiento virginal, el robo del fuego, el camino de los muertos, la resurrección del héroe. Seguía el consejo de Hume: la crónica de nuestra especie parece el destino autoimpuesto por el mundo imaginal. La imaginación manda sobre todas nuestras ideas, permite crear representaciones, pero también combinarlas y abstraerlas para formar conceptos. Ella, más que los átomos, hace posible materializar la energía psíquica de nuestras vivencias y configurar el mundo en que vivimos.
Juan Arnau.

El artículo completo se halla aquí.
Lo de la astrofísica y el mar marinero me parecen muy adecuados para lo suyo.

Nichita

Busco imágenes de Nichita y me quedo prendado. Bello y salvaje, inteligente con una mirada aguda, afilada. Y veo en poco tiempo su autodestrucción, los indelebles signos de la lesión, la mirada ya perdida hacia dentro, errante. Qué lástima, hostias.
Yo veo a pocos jóvenes besarse, pese a lo que él cuenta:

Los jóvenes

Se besan, ¡ah!, se besan y se besan
los jóvenes en las calles, en los bares,
contra los muros,
se besan sin sosiego como si ellos mismos
no fuesen sino los extremos del beso.
Se besan, ¡ ah!, entre los autos que pasan,
en las estaciones del metro, en los cines,
en los buses, se besan desesperados,
con violencia como si la continuación
del beso
no fuera sino la vejez proscrita y la muerte.
Se besan, ¡ ah!, se besan los jóvenes esbeltos
y enamorados. 
Tan delgados que parece que
ignoraran la existencia del pan en la Tierra.
Tan enamorados,
como si ignoraran la existencia misma del mundo.
Se besan, ¡ah!, se besan como si estuvieran en lo obscuro,
en la más segura obscuridad,
como si nadie los viera, como si el sol fuera a iluminar
recién cuando las bocas, rotas a besos y sangrantes,
no pudieran besarse sino con los dientes.

Traducción de Sebastián Teillier.  

Poema

¿Dime, si algún día podré coger y besar la 
planta de tu pie…
verdad que tu  vas a cojear  un poco, después,
con el temor de no aplastar mi beso?

Versión de Rodica Grigore.

Ambos, de Nichita Stănescu.

versionando el tranvía

No me había dado tiempo a contar que fui a ver esto que sigue, que disfruté mucho, que me encantaron las interpretaciones, la puesta en escena, los colores, la fotografía, el atrezzo. Y que lo de Cate es absolutamente para los anales de la interpretación. Que detrás está todo el rato el tranvía es evidente, diga lo que diga Woody.
La crítica de Luis me gusta; la de Carlos me hace preguntarme qué consume de cuando en cuando.







verano menos dos


perdulario, ria
1. adj. Que pierde las cosas frecuentemente. U. t. c. s.
2. adj. Sumamente descuidado en sus intereses o en su persona. U. t. c. s.
3. adj. Vicioso incorregible. U. t. c. s.

lambiscón, na
De lambiscar y -ón1.
1. adj. El Salv., Hond. y Méx. adulador.

lambiscar
De lamber.
1. tr. Lamer aprisa y con ansia.

botillería
De botillero.
1. f. Casa o tienda, a manera de café, donde se hacían y vendían bebidas heladas o refrescos.
2. f. botecario.
3. f. Chile y Perú. Comercio de venta de vinos o licores embotellados.
4. f. desus. Despensa para guardar licores y comestibles.

pirujo, ja
1. adj. El Salv. Que no cumple con sus deberes
religiosos.
2. f. Mujer joven, libre y desenvuelta.
3. f. despect. Méx. prostituta.

apacentar 
Der. del lat. adpascens, -entis, part. act. de adpascĕre.
Conjug. c. acertar.
1. tr. Dar pasto a los ganados.
2. tr. Dar pasto espiritual, instruir, enseñar.
3. tr. Cebar los deseos, sentidos o pasiones. U. t. c. prnl.
4. prnl. Dicho del ganado: pacer.

grey
Del lat. grex, gregis 'rebaño'.
1. f. Rebaño de ganado menor.
2. f. Ganado mayor.
3. f. Congregación de los fieles cristianos bajo sus legítimos
pastores.
4. f. Conjunto de individuos que tienen algún carácter común,
como los de una misma raza, región o nación.

Solo

Parece como si fuera, al menos, dos películas distintas. Y hay una de ellas que trascurre en un gris marrón mate que en un momento me hizo preguntarme, literalmente, si habría algo mal en la proyección. Tal es la espesura cromática. Luego hay mucho western, pero un western de la Disney, o sea, de risa, limado de aristas, neutro, simplón, barato, familiar, políticamente correcto, imbécil.  Y, en medio, hay alguna escena de acción -un abordaje a un transiberiano futurista, una de indios y diligencia, una de piratas, todo ello metido en la misma escena-, que me pareció magnífica. Pero la película, que es el todo, es un completo desastre. Probablemente volveré a verla, como me ocurre tantas veces en estos casos, sólo por disfrutar de una toma, una ambientación, un robot.
Leo por ahí que el actor que protagoniza a Lando lo hace muy bien y es muy carismático. A mí me parece infumable. Claramente cumplo años: no estoy en la onda.
Aquí hay un crítica con la que coincido en casi todo salvo en la apreciación de los actores.

tramando







Camino por Madrid en tu compañía
Mi mano en tu cintura
Copiando a tu mano en la cintura mía
A paso lento, como bostezando
Como quién besa el barrio al irlo pisando
Como quién sabe que cuenta con la tarde entera
Sin nada más que hacer que acariciar aceras

Y sin planearlo tú acaso
Como quién sin quererlo va y lo hace
Te vi cambiar tu paso
Hasta ponerlo en fase
En la misma fase que mi propio paso

Ir y venir, seguir y guiar, dar y tener
Entrar y salir de fase
Amar la trama más que al desenlace
Amar la trama más que al desenlace

Fue un salto ínfimo
Disimulado
Un mínimo cambio de ritmo apenas
Un paso cambiado
Y dos cuerdas que resuenan con un mismo número en distintos lados
O el paso exacto de dos soldados
Como dos focos intermitentes
Súbitamente así, sincronizados

Dos paseantes distraídos
Han conseguido que el reloj de arena de la pena pare
Que se despedace
Y así seguir el rumbo que el viento trace

Ir y venir, seguir y guiar, dar y tener
Entrar y salir de fase
Amar la trama más que al desenlace
Amar la trama más que al desenlace

Ir por ahí como en un film de Éric Rohmer
Sin esperar que algo pase
Amar la trama más que al desenlace
Amar la trama más que al desenlace

Te vi cambiar tu paso
Hasta ponerlo en fase
En la misma fase que mi propio paso
Amar la trama más que al desenlace
Amar la trama más que al desenlace
Camino por Madrid en tu compañía

un excedente de dopamina y las balas

balacera
De balazo.
1. f. Am. tiroteo.

apofonía
Del gr. ἀπό apó 'lejos de' y -φωνία -phōnía 'sonido'.
1. f. Fon. Variación del timbre vocálico en palabras de la misma raíz porcausa de leyes de evolución fonética; p. ej., imberbe, de barba.

Y sobre la apofenia, pues aquí, aquí y aquí, por ejemplo. Bellísimo término, por cierto. Me regalaron el término, más bien para ser exactos el camino hacia él. Un camino lleno de suculentas coincidencias. Un camino amarillo, vamos:

de Brassaï a Jan van Eyck por un espejo

De la exposición que fuimos a ver el otro día se me quedó pendiente buscar esta relación.
La fotografía se puede ver con detalle aquí y aquí. Y del cuadro de los Adolfini, aquí o en cualquier otro de los muchos de la red que tienen sesudos análisis del lienzo
El cuadro tiene 82x60 cm y el espejito de marras, 5'5 cm, La foto, 30'5x22'5 o 36.8×27.9 cm, depende de dónde lo compres. Donde nosotros lo vimos tenía mayores dimensiones o así he deformado yo el recuerdo.
La relación entre las dos obras, si las hubiera. Como la ingle y Dios, vaya.





Dolores sexy bomb

Que me recuerden cuando alguien descubre perlas de este calibre es un honor...
Biografía y necrológica a la altura, por supuesto.

cuando ya no hay épica posible

Ay, Jordi Costa, qué bueno que eres, jodío:

La estrategia sirve a la cineasta para hablar de la economía europea y del mundo del trabajo como territorio de desencuentros, pero también para interrogarse acerca de lo que significa ser un hombre, reivindicando la pervivencia de una nobleza cuando ya no hay épica posible.

Completa, aquí.

Larry Bird II

Ya le dediqué una entrada con su nombre hace tiempo. Hoy me desayuno con él de nuevo. Otras añoranzas.
Afuera hace un sol de justicia.




por puerta abierta


caletero
De caleta2 y -ero.
1. m. germ. Ladrón que entra en una casa por una puerta abierta.