Olivia a las 7.39 de su marido

Ella es Olivia, una actriz descomunal:



The 7.39, miniserie o película larga partida en dos, a elegir. Lo que cuenta, nada nuevo bajo el sol. A David M. le ocurre algo de difícil solución que ya percibí en The Driver: le sobra finura; una hipertrofia que palía en la medida de lo posible pero que en determinados personajes produce una anomalía, un decalaje entre fondo y forma. No cuela que sus personajes sean monótonos, anclados en la rutina, la inercia y el estatismo y sus movimientos corporales sean los que son; en la misma serie, a Ian Hart no le ocurría, por poner un espejo. Por lo demás, maravilloso. Pero Olivia es más aún; tengo la sensación de que adonde llega ella ya sólo la guía la intuición, el intangible del animalismo, lo no adquirible si no se tiene de partida. Ya lo pensé -y lo dejé por escrito- en The night manager, donde cada una de sus apariciones era un regalo. 


La serie tiene algunos diálogos para marco. Dejo uno corto que se me quedó anclado en algún lugar del dolor:
- We´ll go to London and we´ll be like tourists or something.
- Ok, we´ll be tourists.
Llevo varios días hablando casualmente de cómo poder conseguir la mirada ajena en la propia ciudad. Like tourists in your own London, San Cristóbal, Alicante, Madrid, Santa Cruz, Murcia, wherever.

el pintor

Al azar suena la que sigue de Vainica y quedo automáticamente prendado. No es de extrañar lo de Guille, al que dejo también en la misma entrada pese a la baja calidad de la grabación; más que nada por el guiño de estar mirando al mismo lugar donde otros miran sin saber que el punto de fuga es compartido.

No tiene solución 
No hay más carbón 
Ni tampoco astillas 
Voy a quemar 
Sin compasión la última silla 
Es sepulcral 
El frío boreal 
Frío infernal 
Doy diente con diente 
Y para mi mal 
Hoy viene mi primer cliente 

Primor de la naturaleza 
Ella es muy bella y 
Me trae de cabeza 
Me hace sufrir 

Quiere que pinte su retrato 
Pobre aprendiz de pintor 
Tan novato 
Me puede salir 
Un garabato 

No tiene solución 
Ya no hay carbón 
Me hallo en un brete 
Voy a quemar 
Sin compasión mi caballete 
Por el ventanal 
Se me cuela el vendaval 
Falta un cristal 
Sopla el Guadarrama 
Viento glacial 
Mal se presenta el panorama 

Ella imagina su retrato 
Venus 
Envuelta en tul con un gato 
Azul ultramar 

Ella imagina su retrato 
Venus 
En exhibición sin recato 
Me va a hacer pasar 
Muy malos ratos 

Ella imagina su retrato 
Venus 
Envuelta en un tul con un gato 
Me va a hacer llorar 
La, la, la...